Hidratos de carbono. Se consideran la principal fuente de energía para el organismo y en forma de dextrosa el componente principal de las nutricionales parenterales.

La concentración de dextrosa depende de la vía de administración de la nutrición parenteral, de la relación kcal no proteica nitrógeno, de la tolerancia y en parte del volumen requerido.

Proteínas. Existen distintas formulaciones de aminoácidos cristalinos los cuales se adecuan a las necesidades de cada paciente. Debido a la tendencia de las altas hospitalarias precoces, se puede valorar a pacientes para su egreso con requerimientos proteicos muy altos los cuales se pueden disminuir conforme el paciente se va recuperando.

Las complicaciones se pueden dividir en complicaciones mecánicas, metabólicas e infeccionas. Entre las complicaciones de carácter no infeccioso tienen especial relevancia la enfermedad hepatobiliar y la enfermedad mineral ósea. En el caso de la enfermedad hepatobiliar se ha descrito una elevación transitoria de las enzimas hepáticas dentro de las primeras 1-3 semanas dicha elevación puede afectar hasta el 70% de los paciente. En la mayoría de los casos, sobre todo en adultos, las cifras séricas suele normalizarse al cabo de unas semanas, aunque en otros, se puede desarrollar una afección hepática crónica que puede llevar a falla hepática. Dentro de los posibles mecanismos podemos mencionar: exceso de macronutrientes, falta de aporte de nutrientes por el tracto gastrointestinal, déficit de micronutrientes (taurina, carnitina, colina, glutamina), toxicidad por nutrientes (fitoesteroles, manganeso), infecciones frecuentes.

Previo al egreso hospitalario del paciente, se deben de realizar los ajustes finales a la solución parenteral que requerirá en su domicilio. Un régimen típico de nutrición parenteral se conforma de: hidratos de carbono en forma de dextrosa, proteínas en forma de aminoácidos, lípidos en forma de triglicéridos de cadena media, cadena larga y/o aceite de pescado, electrolitos, oligoelementos, vitaminas y agua libre.

Una vez tomada la decisión de administrar NPD se debe de decidir el tipo de acceso intravenoso que se requerirá. En el caso de que la nutrición se planee utilizar por más de una semana, el establecimiento de un acceso central seguro evitará reingresos hospitalarios, así como la interrupción de la terapia. Los dispositivos con reservorio o tunelizados son los accesos más seguros y de más fácil control para el paciente y la familia.

Facebook Feed

URELESS

Ureless es un Gel BioDigestivo con prebióticos (inulina de agave azul) y probióticos (Bifidus bacterium Bi-07 y Lactobacillus Rhamnosus NH001).
+ información
Ureless gel biodigestivo con prebióticos

SUPPORTAN

Supportan es un suplemento alimenticio diseñado específicamente para cubrir las necesidades nutricionales de pacientes oncológicos
+ Información
Supportan sumplemento alimenticio

Fresubín

Fresubín es una Fórmula Polimérica para paciente diabético o con intolerancia a los carbohidratos. Disminuye el riesgo de desnutrición en el paciente diabético
+ Información
Fresubín para paciente diabético o intolerante a carbohidratos

Ensure

Ensure es un suplemento alimenticio completo para personas que requieren apoyo nutricional con los beneficios adicionales de los prebióticos.
+ Información
Ensure suplemento alimenticio con prebióticos

Search